México firma en Japón la controversial ley “ACTA”; abriría el camino para la censura en internet


A finales de Enero de este año, Japón se unió a la lista de países que han firmado la controversial ley “ACTA” (Anti- Counterfeiting Trade Agreement) el cual es un tratado global que permitiría a las compañías censurar Internet.

Negociado en secreto entre un puñado de países ricos y los grandes poderes corporativos, este acuerdo crearía un opáco organismo anti-falsificación que autorizaría la vigilancia, por parte de poderosos intereses privados, de todo lo que se hace online.

Este acuerdo también les permitiría imponer sanciones durísimas, incluyendo penas de prisión, contra cualquier persona que supuestamente “perjudicase” sus negocios.

El miércoles 11 de Julio, el embajador de México en Japón, Claude Heller, firmó el Acuerdo Comercial contra la Falsificación (ACTA), el cual establece un marco general para detener el comercio ilegal de productos “pirata”, que incluye su distribución masiva por canales digitales, sin embargo, su aplicación depende de la aprobación del Congreso de la Unión.

Tras darse a conocer la acción del gobierno mexicano, uno de los activistas que impulsó la creación de las mesas de trabajo para analizar las implicaciones de ACTA en México criticó que con la firma se minimiza el trabajo emprendido desde ese entonces, así como la postura del pleno del Senado que se pronunció en contra del acuerdo.

“No vamos a permitir que se tire el trabajo de un consenso muy amplio a la basura”, afirmó Antonio Martínez Velázquez, defensor de la libertad de Internet en México, en referencia a las mesas de trabajo realizadas el año pasado que concluyeron en rechazo por parte del Senado a la adhesión del acuerdo.

Agregó que buscarán reactivar los trabajos de discusión y análisis con la legislatura entrante para evitar la implementación de una normatividad que invada la privacidad y libertad de los usuarios de Internet.

La firma del tratado ocurre a pocos días de que en México se llevaron a cabo elecciones para elegir nuevo presidente, las cuales estuvieron plagadas de irregularidades y entre las que sobresale la compra de votos por parte del PRI, partido político extremadamente corrupto, cuyo candidato fue erigido por los medios de comunicación como el nuevo presidente, sin que legalmente haya concluido el proceso de la elección, el cual este día se prevé sea impugnado para su invalidación por el candidato de la izquierda progresista Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

 

 

 

 

 

 

Luego de las elecciones, los grupos de poder en México utillizarían la ley firmada el miércoles para tener las herramientas legales para perseguir a opositores en internet y callar las protestas y manifestaciones, como las que actualmente se están haciendo por internet y las redes sociales, como por ejémplo, la mega-marcha de protesta contra la imposición como presidente del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, realizada en varias ciudades de México y el mundo además de la capital de la república el sábado 7 de Julio, la cual convocó a miles de personas y que inició en el emblemático monumento conocido como el “Angel de la independencia” y concluyo en el zócalo capitalino , pero cuya movilización multitudinaria no recibió siquiera una nota en los medios de comunicación mexicanos (Periódicos, TV, radio).

En Enero de este año, el congreso estadounidense anunció frenar la Ley “SOPA” (Stop online Piracy Act), una ley similar a “ACTA”. La determinación de congelar SOPA se debió en gran medida a las cuantiosas protestas online que se llevaron a cabo alrededor del mundo en contra de ella y su ley complementaria “PIPA” (Protect IP Act).

Con la firma del ACTA, México se une a países como Australia, Canadá, Corea, Estados Unidos, Japón, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur y 22 países de la Unión Europea en la aplicación de tales medidas de “protección a la propiedad intelectual”.

Fuente: Theconomist/YEA