60% de adolescentes japonesas les desagrada la clase de educación física: encuesta



La Agencia de Deportes de Japón en víspera de los juegos olímpicos está preocupada por los resultados de las más recientes encuestas realizadas a estudiantes de secundaria y preparatoria, la primera realizada por ellos establece que el 16.4% de los alumnos “odia” la clase de educación física, cifra que de acuerdo a la empresa shirabee aumenta hasta el 60.2% en el caso de las mujeres y al 52.7% en el caso de los hombres en sus 20 años quienes recuerdan con desagrado las largas sesiones bajo el sol, el sudor y los duros entrenamientos durante sus estudios de nivel medio.

Algunas de las encuestadas aseguraron que el deporte debería ser opcional y no obligatorio, sin embargo también expresaron que dicha repulsión a la clase de deportes podría estar relacionada con el miedo a fracasar en algún ejercicio, a ser débil, no tener agilidad o la suficiente fuerza y el miedo a hacer el ridículo. Algunas más tienen una opinión más optimista: “no puedo hacer bien los ejercicios, pero es divertido intentarlo“.

Ante ésta problemática, la Agencia ha emprendido una campaña escolar con el fin de buscar los mecanismos de disminuir al menos a la mitad el “odio a los deportes” en los próximos cinco años, para ello modificará las directrices en la enseñanza del deporte a fin de hacerlo más atractivo y menos estresante, por lo que trabajará con los profesores para lograr tal objetivo.

Uniforme deportivo "Buruma" (bloomers) Años 40s (izquierda), actual (centro/derecha). Al año 2017 la tendencia es que la "buruma" cada vez se usa menos y está a punto de desaparecer.

Uniforme deportivo “Buruma” (bloomers) Años 40s (izquierda), actual (centro/derecha). Al año 2017 la tendencia es que la “buruma” cada vez se usa menos y está a punto de desaparecer.

Las clases de deportes en Japón existen de manera obligatoria en las escuelas desde finales del siglo XIX,  siendo el uniforme deportivo característico “buruma” -en una versión amplia y larga- el que se implementó en las escuelas japonesas desde el año 1903. El modelo actual más ajustado y corto fué introducido en las olimpiadas de Tokyo de 1964 y desde entonces es el uniforme escolar obligatorio, usado no sólamente en actividades escolares sino como atuendo fashion empleado por modelos y artistas idol pues caracteriza la vitalidad y belleza de la juventud.

A mediados de los 90s las críticas de occidente basadas en la moral judeocristiana ejercieron presión para que la buruma japonesa ajustada fuera reemplazada por el short largo por motivos de “modestia”, por lo que algunas escuelas japonesas la reemplazaron por otras opciones. Pese a ello aún es posible encontrar escuelas que emplean la buruma japonesa y mantienen el estilo japonés característico, sin embargo ya no es obligatorio sino opcional, aunque la tendencia actual al año 2017 indica que la buruma desaparecerá de las escuelas públicas ante la presión de la moral internacional.

Más allá del atuendo que sea empleado y dado que el vestuario no es una causa de desagrado de las actividades deportivas sino la frustración, el temor al fracaso, las sesiones bajo el sol y el sudor, los esfuerzos de Japón se enfocan en impulsar la realización de actividades deportivas como medida de salud pública para eliminar enfermedades como la obesidad y el sobrepeso, por lo que las autoridades tendrán que buscar mecanismos para incentivar y eliminar el odio que éstas actividades crean en cierto número de estudiantes.

Fuente: JS/YEA

Videos: Estudiantes realizando ejercicio (80s). Grupos idol, AKB48 empleando “short” occidental y “Baseball Girls” empleando “buruma”.

  • Incentivar en lugar de ‘obligar’.. supongo que por ahí puede estar el dilema. Pero siempre haciendo consciencia de lo importante que es la actividad física para más que nada la salud