Madre de víctima de “Karoshi” conmemora 1er. aniversario


matsuriLa madre de una joven empleada que se quitó la vida debido al exceso de trabajo hace un año, hizo una sentida petición a todos los empleados en Japón para que trabajen por su propia felicidad y no ser rehenes de “tradiciones corporativas”.

En una carta enviada a los medios de comunicación el 25 de diciembre, fecha en que se cumple el primer aniversario de la muerte de Matsuri Takahashi (24), su madre, Yukimi Takahashi, señaló que ahora el interés público está enfocado en la eliminación de las horas extras de trabajo excesivamente largas.

En septiembre pasado, las autoridades laborales determinaron que la muerte de Matsuri fue el resultado de exceso de trabajo. Su madre también señaló que la poderosa compañía Dentsu ha puesto en marcha varias medidas para modificar la práctica común de trabajar largas horas extra.

Pero instó a los trabajadores y a la sociedad hacer un análisis detallado y replantear las perspectivas en sus puestos de trabajo para evitar que se repita esta tragedia.

“Incluso si el cambio se pone en marcha, la reforma no se logrará si el modo de pensar de la gente sigue siendo el mismo que antes”, dijo. “También espero que todos los empleados de su compañía cambiarán hacia un mejor ambiente de trabajo, al no estar atrapados en la idea de preservar las tradiciones corporativas”, “Espero que la conciencia de todos los trabajadores en Japón cambie”.

Después de graduarse de la Universidad de Tokyo con una licenciatura en literatura, Matsuri comenzó a trabajar para el gigante de la publicidad Dentsu en abril del 2015.

Su carga de trabajo aumentó a partir del mes de octubre. De acuerdo con la Oficina de Inspección de Normas Laborales Mita en Tokyo, ella registró alrededor de 105 horas de tiempo extra entre el 9 de octubre y el 7 Noviembre.

Según los informes, su jefe le dijo que algunos de sus horas extras eran “una pérdida para la empresa”.

matsuri1Se cree que durante ese periodo, Matsuri comenzó a desarrollar una fuerte depresión. A menudo dormía solamente cerca de dos horas al día. Peor aún, en algunas ocasiones llegó a dormir sólo 10 horas en una semana entera.

Matsuri saltó a su muerte desde un dormitorio de la compañía en Tokyo durante la madrugada del 25 de diciembre.

La Oficina de Inspección de trabajo Estándar Mita concedió una compensación a su afligida familia a finales de septiembre, confirmando que su suicidio fue una muerte por exceso de trabajo, conocido en Japón como “Karoshi”.

Tras el fallo, Dentsu prohibió a sus empelados trabajar largas horas extraordinarias, en principio, apagando las luces de todo el edificio de oficinas corporativas en el distrito de Shiodome de Tokyo a las 10 de la noche.

Dichas oficinas fueron allanadas en noviembre, cuando investigadores del Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar sospecharon que la práctica de las largas e ilegales horas de trabajo seguían llevándose a cabo.

La investigación a Dentsu todavía está en curso y se están considerando fincar posibles cargos criminales contra la empresa.

Fuente: Asahi/YEA