Intercepción de cohete se considerará como “acto de guerra”: Corea del Norte


Corea del Norte volvió a endurecer su discurso este viernes y amenazó con un castigo “despiadado” si algún país se atreve a derribar el cohete portador con el que lanzará un satélite al espacio en los próximos días, afirmó en un comunicado el Comité para la Reunificación Pacífica la noche del jueves.

La interceptación, derribo o recolección de los restos del cohete portador del satélite será considerada como un “acto de guerra” que obligaría a un “castigado de inmediato, con resolución y sin piedad”, afirma el texto.

La anterior declaración se produce luego de que Japón anunció que derribaría dicho cohete si llegara a transitar por su espacio aéreo, por lo que ya ha movilizado varios navíos de guerra con cohetes interceptores e instaló en la isla de Okinawa misiles interceptores Patriot.

Pyongyang anunció su intención de lanzar al espacio un satélite para conmemorar el centenario del nacimiento del jefe del Estado Kim Il-sung, que se cumple el 15 de abril. Estados Unidos, Japón y Corea del Sur ven en la acción una prueba oculta de un misil militar del país que podría llevar una cabeza nuclear.

Seúl y Tokyo ya se preparan para el caso de que el cohete o una parte de éste caiga en su territorio.

El presidente sudcoreano, Lee Myung-bak, ha hecho un llamado junto a un grupo de cinco congresistas republicanos estadounidenses a una reacción conjunta de la comunida internacional a los planes de lanzamiento de Corea del Norte, al considerar que violan una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

Pyongyang prometió a Estados Unidos el pasado febrero que se abstendría de realizar pruebas de armas nucleares y de misiles de largo alcance a cambio de alimentos al empobrecido país.

Fuente: Dpa/Lajornada