Los Wotas y su costosa fascinación por las tarjetas fotográficas


El fenómeno social originado por la gran popularidad del grupo idol AKB48, en el que los fans de aidorus (wotas), se convierten en verdaderas máquinas de consumo, no es algo que sea nuevo ó tan sorprendente en una sociedad como la nipona, pero ahora adquiere mayor notoriedad debido a la mayor exposición que los medios de comunicación en Japón le han otorgado al grupo, cuya popularidad ha traspasado sus fronteras y cuyo concepto se sigue proyectando hacia el resto del mundo, por ahora influenciando directamente a sus vecinos asiáticos.

Una de las actividades que son muy comunes entre los wotas, es la de adquirir e intercambiar tarjetas fotográficas de las integrantes de la familia 48 fuera del mercado legal oficial de “Trading Collection Cards”, organizando intercambios en internet y en el marco de los eventos donde se presentan las chicas.

Algunas tarjetas vienen incluidas como bono adicional en los CD´s y DVD´s, así como también pueden adquirirse en la tienda oficial de Akihabara ó en tiendas de conveniencia en paquetes de cinco fotos a un precio de 1,000 yenes ($13 USD) y hasta paquetes con varias tarjetas de colección “raras”, cuyo valor llega hasta los 9,500 yenes ($117 USD).

Debido a que las fotos vienen de forma aleatoria en los paquetes, los fans intercambian entre sí tarjetas que tienen repetidas ó buscan completar su colección.

En un evento realizado el pasado mes de Noviembre en Rifu, prefectura de Miyagi, adolescentes y jóvenes se reunieron como acostumbran para intercambiar tarjetas, pero otras personas acudieron para venderlas, lo cual está prohibido. En internet también se lleva a cabo este tipo de ventas ilegales.

“Las tarjetas que han alcanzado el mayor precio de venta fue una de Mariko Shinoda que fue vendida en 70,000 yenes ($862 USD) y otra de Yuki Kashiwagi, vendida en 50,000 yenes ($615 USD) en un sitio de subastas por internet”, asegura un estudiante de secundaria de la región de Kanto.

El adolescente dijo que personalmente gastó el año pasado alrededor de 100,000 yenes ($1231 USD) por la compra de fotos originales en los “mercados” informales afuera de los eventos de AKB48.

“Tuve que conseguir algo de dinero cuando empezé ( a comprar tarjetas )“, dijo, “pero ahora puedo viajar a los eventos organizados por los fans en áreas lejanas porque he podido conseguir dinero en los últimos meses“.

La mayoría de los vendedores son estudiantes de secundaria y preparatoria, pero también hay de los últimos grados de escuelas primarias quienes ofrecen sus “tesoros” en cientos y hasta en miles de yenes. En febrero del año pasado, un estudiante fue arrestado luego de vender tarjetas “falsas” a otros muchachos.

Sin embargo, algunos adultos han encontrado esta actividad bastante lucrativa, por lo que también se pueden encontrar personas mayores en los intercambios, de hecho, se registró el caso de un hombre que vendió una foto de una integrante de AKB48 en 190,000 yenes ($2339 USD).

El hombre de 30 años, devoto del grupo desde su debút, además de vender tarjetas, ofrece boletos para los eventos handshake, originalmente incluídos en la compra de algún disco, vendiéndolos entre 200 y 3,000 yenes.

Las tarjetas también se venden en linea, uno de esos sitios subastó una foto de Atsuko Maeda, la más popular integrante de AKB48, en 230,000 yenes ($2830 USD). La descripción de la foto decia: “Es una de las seis fotos disponibles en todo el mundo donde Aachan tiene una cara de asombro”.

La venta de tarjetas “underground” no es la única actividad ilegal que ha prosperado por la popularidad de AKB48, también se han disparado los caso de fraude en boletos de acceso para conciertos y eventos handshake.

Cuando los fans se presentan a un evento, deben mostrar junto al boleto una identificación con fotografía, pero si no se dispone de ella, se pide que presenten dos diferentes documentos oficiales que acrediten su personalidad.

Esto ha propiciado que algunas personas vendan copias de sus papeles de  identificacion a otros para que puedan acceder a los eventos con boletos adquiridos en el “mercado negro”. “Acceder con este tipo de documentos constituye un delito”, dijo un oficial de la policía metropolitana de Tokyo.

En Noviembre del año pasado, un mensaje en las redes sociales ofrecía un boleto para un evento handshake de AKB48 junto con una copia del certificado de residencia y seguridad social expedido para un chico de 17 años. El mensaje incluía la letra “K”, a manera de indicación para cerrar el trato en 1,000 yenes.

A mediados del 2010,ocurrió un caso muy difundido de un estudiante de preparatoria y un desempleado que fueron arrestado bajo sospecha de vender boletos falsos por internet para un evento handshake de AKB48.

Fuente: Japan Sources/Japan Blogs/YEA