Japón espera obtener por su “creatividad” más dinero de Hollywood


Una nueva empresa japonesa, respaldada por el gobierno, está comprando los derechos de anime japonés, juguetes y otros productos creativos a fin de vendérselos a los productores de Hollywood y de esta forma obtener verdaderas ganancias y evitar que las adptaciones occidentales sean tan “lamentables”, como lo fue la versión live-action de “Dragon Ball Z”.

All Nippon Entertainment Works Co., inició la adquisición de los derechos de varios títulos desde diciembre del año pasado. Se planea invertir 3 mil millones de yenes durante los próximos tres años para adquirir los derechos de 10 títulos y obtener mayores ganancias de la producción de las películas.

Hollywood ha dependido de la creatividad japonesa. 

Tal vez el ejemplo más famoso es la cinta de John Sturges “Los siete magníficos” (1960), un remake del filme del director Akira Kurosawa “Los siete samuráis” (1954), pero los ejemplos más recientes incluyen nuevas versiones de la película de horror “Ring” (1998), presentado en los Estados Unidos como “The Ring” en 2002 y la comedia romántica “Shall We Dance” (1996) protagonizada por Richard Gere en 2004 ó “Godzilla”.

“Los Siete Samurais” Akira Kurosawa (1954)

La tarea de Nippon Entertainment, que se creó a finales del año pasado, será garantizar que los beneficios económicos de las nuevas adaptaciones comiencen a fluir hacia Japón.

En el pasado, los titulares de los derechos japoneses los vendian a los productores extranjeros y cuando el cine de Hollywood las convirtió en éxitos, no necesariamente los nipones obtuvieron ganancias.

La saga de películas “Transformers”, que han recaudado 2 billones de yenes, incluida la venta de mercancías, se basó en los juguetes producidos por el fabricante de juguetes japonés Takara Tomy. Sin embargo, al comprar los derechos para hacer la película por los EE.UU. , la compañía de juguetes Hasbro Inc. fue la beneficiada.

Los ingresos de Hasbro por ventas de mercancía relacionada con la película ascendieron a 600 millones de dólares (alrededor de ¥ 46,800,000,000) en el año fiscal 2009. Takara Tomy sólo obtuvo 15.1 mil millones de yenes de retribución.

“En aquellos días, no teníamos el “know-how” para hacer una película basada en un juguete. No fuimos capaces de aceptar el riesgo de invertir (en la película)” dijo Keita Sato, vice-presidente de Takara Tomy.

Ahora el objetivo de Takara Tomy es hacer una película basada en el anime japonés, “Gatchaman” (conocida en México como “Fuerza G, guardianes del espacio”), junto con la casa comercial Mitsubishi Corp. ahora que el ánime cumple 40 años de haberse transmitido en Japón.

Hace un par de años, IMAGI Studios de Hong Kong, creadores de la versión CG de la película “AstroBoy” en el año de 2009, comenzaron un proyecto de animación CG para la adaptación de “Gatchaman”, pero debido a la baja recaudación de su primer largometraje, optaron por cancelar el proyecto. De cualquier forma, el estudio lanzó un par de trailers promocionando su versión de “Gatchaman”.

“En los Estados Unidos hay una escasez de contenidos y la creatividad de Japón es ampliamente reconocida y original. Japón tiene la mayor reserva de contenidos en el mundo”, dijo Tetsuya Fujimura, presidente de la nueva empresa con sede en Tokyo, quién está promoviendo la venta del manga japonés “Golgo 13” y otros títulos para su adaptación al cine en Norteamérica.

Fuente: Japan Sources/YEA