Dictan sentencia de prisión suspendida a “lamedor” serial de pies


A un hombre de mediana edad con una parafilia se le dictó una sentencia de prisión suspendida por aterrorizar a sus víctimas femeninas que atraía a su automóvil para lamer sus pies.

El viernes 10 de de febrero, la juez Mikiko Watanabe, de la corte de distrito de Kyoto, dijo que Akira Nishiyama, de 56 años de edad, sometía a sus víctimas a una “enorme vergüenza e incomodidad” después de que las colocara en una posición en la que podía lamer las plantas de sus pies dentro de su vehículo.

Nishiyama fue condenado a dos años de prisión suspendida por cuatro años, por las agresiones en serie cometidas en al año 2016. Los fiscales habían pedido una sentencia de dos años de prisión.

Según el fallo, Nishiyama abordó a mujeres que casualmente transitaban por un estacionamiento en el distrito de Fushimi Ward, solicitándoles su ayuda para reparar su vehículo supuestamente averiado diciendo: “¿Podría ayudarme a reparar mis frenos?”.

Siendo que se trataba de una petición aparentemente inocua, las mujeres accedían a ayudar al hombre, quién les pedía que se acomodaran en el asiento del conductor y que comenzaran a bombear al pedal del freno. Cuando se aseguraba que estaban sentadas en el asiento, se abalanzaba a sus pies y comenzaba a lamerles, a veces, durante periodos de hasta treinta minutos.

Los casos en cuestión ocurrieron durante los meses de julio y septiembre del año pasado, aunque Nishiyama admitió que era un habitual “lamedor de pies”, ya que había satisfecho sus deseos por lo menos una vez al mes durante los últimos cinco años. El hombre admitió un total de 60 cargos de actos indecentes.

Cuando la juez le dijo “que no lo volviera a hacer”, Nishiyama prometió, “nunca más lo haré”.

Fuente: Asahi/YEA