Rescate de Abuela y nieto mantiene esperanza;20,000 muertos o desaparecidos


Una abuela y su nieto fueron rescatados este domingo de entre los escombros de su casa nueve días después del sismo que dejó más de 20 mil muertos y desaparecidos, así como un accidente nuclear en Fukushima, que afronta nuevos problemas para enfriar los reactores.

Los dos supervivientes, Sumi Abe, de 80 años de edad, y Jin Abe, de 16, tuvieron la suerte de encontrarse en la cocina cuando su casa se derrumbó el 11 de marzo. Sobrevivieron comiendo todo lo que tenían en el refrigerador, sobre todo yoghurt, según cuentan los socorristas.

“Fueron encontrados debajo de los escombros esta tarde. Sufrían de una leve hipotermia, pero estaban conscientes”, afirmó el domingo un portavoz de la policía de Ishinomaki, una de las ciudades más afectadas por el sismo y el tsunami.

La posibilidad de encontrar supervivientes, ya de por si escasa, va menguando con el paso de los días.

La cifra de muertos confirmados tras el terremoto y tsunami que afectó el noreste de Japón el 11 de marzo superó los 8 mil 100, mientras que hay más de 12 mil 200 desaparecidos, informó este domingo la agencia de noticias Kyodo.

La Agencia Nacional de Policía indicó que la cantidad de fallecidos es de 8 mil 133 y la de desaparecidos 12 mil 272, reportó Kyodo.

De esta manera, este terremoto y tsunami son la mayor tragedia en la historia de Japón desde la Segunda Guerra Mundial.

Se espera que estas cifras sigan aumentando. Kyodo citó a un jefe policial local de la prefectura de Miyagi diciendo que sólo en esta región murieron 15 mil personas. Entre las localidades más afectadas figura Minamisanriku, donde tras el tsunami sigue sin conocerse el paradero de sus 9 mil 500 habitantes.

Doce de las 47 prefecturas de Japón están directamente afectadas por el terremoto y tsunami, informó el diario Asahi Shimbun. La mayoría de los fallecidos se registró en Miyagi, seguida por las prefecturas de Iwate y Fukushima.

Según diferentes fuentes, entre 360 mil y 400 mil personas están alojadas en refugios de emergencia.

Unos 120 mil miembros de las Fuerzas de Autodefensa, policía y bomberos están participando en las tareas de búsqueda y rescate.

Entretanto, comenzó a llegar ayuda enviada por otros países.

Las autoridades japonesas dijeron que recibieron 30 mil paquetes de arroz y 230 mil botellas de agua de Corea del Sur, 500 generadores de Taiwan y 25 mil mantas de Canadá. Otras diez naciones enviaron suministros para los sobrevivientes del terremoto y tsunami.

Fuente: AFP/Dpa