¿Porqué los japoneses se oponen a la inmigración?; Enfermeras y médicos son [email protected]


Japón ha anunciado recientemente su intención de introducir un sistema de inmigración basado en puntos que otorgan preferencia de visa a los profesionistas altamente calificados, ya que el país necesitan de trabajadores para llenar el vacío dejado por el declive de su población económicamente activa.

A pesar de la nueva postura adoptada por el gobierno japonés, la inmigración masiva sigue siendo impopular entre los nipones, a pesar de los problemas socioeconómicos causados ​​por el creciente número de ancianos.

¿Por qué Japón se opone a la inmigración abierta? ¿Qué cambios se deben realizar a su sistema de inmigración?.

Jon Heese, un concejal en la ciudad de Tsukuba, y uno de los pocos políticos nacidos en el extranjero que son funcionarios del gobierno japonés, afirma que uno de los principales factores es el miedo.

«Las personas temen el cambio. La mayoría de los japoneses están acostumbrados a hacer las cosas de cierta manera y tienen miedo de cambiar las cosas para dar cabida a los recién llegados».

«Otro factor es el racismo, sólo se tiene que ir a unos pocos kilómetros fuera de las grandes ciudades y caminar por la calle para escuchar constantemente decir a los niños la frase «Gaijin da» cuando ven a un extranjero».

«También está el factor de la educación. Los japoneses tienen una larga historia de «lavado de cerebro» que les inculca el temor hacia los extranjeros. Los términos «yabunjin» y «kebunjin», ahora son más frecuentes, sobre todo cuando la policía frecuentemente le atribuye los delitos a los chinos. Muchos japoneses creen que los extranjeros son más propensos a cometer crímenes, a pesar de las estadísticas que muestran lo contrario».

«Por último, Japón tiene un nacionalismo excesivo, en mi opinión, eso es tan malo como la religión. Para los japonese les resulta dificil creer que una persona que no nació en su país tenga un sentimiento de amor por su patria, es decir, si hubiera una guerra, los extranjeros no serían capaces de luchar por su país. Por eso no pueden confiar».

Ventajas y desventajas de la inmigración

Los beneficios que los inmigrantes llevan son muy evidentes en los países más abiertos. Ellos tienen sus propios restaurantes, ofrecen servicios como agencias de viajes, en la construcción, reparación o empresas de importación/exportación, y de esta manera pueden mantener contacto con su país de origen, enviando y recibiendo mercancía.

Sin embargo, toda gran afluencia de extranjeros va a causar fricciones culturales.

El idioma Japonés es difícil de dominar, sobre todo el escrito. Dicho esto, los inmigrantes que tienen más posibilidades de prosperar son principalmente de China y Corea, ya que los chinos conocen muchos de los kanji usados por los nipones, incluso los coreanos tienen más facilidad para aprender el idioma, incluyendo a los inmigrantes del sudeste asiático.

Los inmigrantes latinos, por ejémplo,que no saben leer ni escribir japonés, tienen menos oportunidad de participar en actividades políticas y culturales. Tienen dificultad para comunicarse con los maestros de sus hijos y finalmente, tienen menos probabilidades de alcanzar una posición de respeto en la comunidad japonesa, pero sobre todo, no se integran a la dinámica de comunidad dentro de la sociedad japonesa .

Si Japón decide suavizar las reglas de inmigración, el mayor temor es que se permita la creación de «ghettos». Un «Chinatown» es una cosa, pero si hay poca interacción entre las comunidades, eso sería un caldo de cultivo para los problemas.

¿Qué tipo de inmigrantes necesita Japón?

Dado el envejecimiento de la población, se diría que los trabajadores de la salud, enfermeras e incluso los médicos tendrán una gran demanda. Por ahora, las enfermeras están siendo preparadas en Indonesia y las Filipinas por el sistema de salúd japonés, pero ya que la demanda aún no es suficientemente grande, los sindicatos de enfermeras niponas están presionando para mantener fuera a las enfermeras extranjeras con duras exigencias, comenzando por el idioma.

¿Que otros cámbios necesita el sistema de inmigración japonés?

El principal punto del que debería preocuparse, es dejar de lado su política de nacionalidad única. Muchos países desarrollados permiten la doble nacionalidad. Japón se está engañando a si mismo si piensa que va a ser capaz de conseguir suficientes trabajadores sin ofrecer una verdadera rebanada del pastel.Por desgracia, la vieja generación de políticos no permitirá la doble nacionalidad, por lo menos, de aquí a 20 años.

Japón tiene que dejar entrar a 20 millones de inmigrantes en los próximos 20 años, si se quiere frenar la espiral de muerte en su población.

Es seguro que No habrá escasez de puestos de trabajo para las próximas dos ó más generaciones. El pueblo japonés tiene un fuerte interés en tener éxito. A medida que han enfrentado desafíos similares en el pasado, superando grandes obstáculos, es seguro que también en este caso lo harán en el futuro.

Fuente: JT