Aumentan casos de Sífilis en japonesas de 20 años


La cantidad de casos de personas que al realizarse la prueba para detectar la Sífilis, una enfermedad de transmisión sexual, y que han resultado positivas ha registrado un aumento de 5 veces en cuatro años, su nivel más alto desde el año 1974, según informó el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas.

El número de personas infectadas llegó a 4,518 en 2016, según cifras preliminares publicadas el pasado 13 de enero. Los registros muestran que 875 personas fueron diagnosticadas con la enfermedad en el año 2012.

La sífilis se propaga a través de relaciones sexuales sin protección y provoca úlceras y erupciones en los genitales, labios y otras partes del cuerpo. Si no se trata debidamente, todo el cuerpo puede llegar a ser cubierto con granos rojizos.

“Invitamos a las personas que han sido promiscuas o que hayan tenido contacto sexual de alto riesgo aplicarse la prueba”, dijo Makoto Onishi, jefa del Departamento de Bacteriología del Instituto.

Poster de la campaña de salud pública.

A finales de noviembre del año pasado, el gobierno anunció la realización de una campaña para este año en el que se utilizaría al popular personaje de “Sailor Moon” para concientizar a las féminas sobre el riesgo de las enfermedades de transmisión sexual, repartiendo carteles y folletos en forma de corazón que incluían un preservativo gratuito.

Los hombres representaron el 70 por ciento de los pacientes en el año 2016, con una tasa de infección similar en todos los grupos de edad. Sin embargo, más del 50 por ciento de los pacientes del sexo femenino en sus 20 años mostraron que la infección es cada vez más extendida en el grupo de edad más joven.

Los expertos creen que la enfermedad, un problema principalmente urbano, se está extendiendo de igual manera entre los homosexuales y heterosexuales. La razón que explique el aumento en los últimos años sigue siendo poco clara.

Más de 100,000 personas se infectaron anualmente en los primeros años de la posguerra, pero la mayor disponibilidad de medicamentos para tratar la enfermedad habían reducido enormemente la tasa. Menos de 1,000 pacientes al año se registraron durante 20 años hasta el 2012.

La Sífilis es especialmente peligrosa para las mujeres embarazadas, ya que puede provocar aborto involuntario, muerte y la enfermedad se transmite al feto, causando que el bebé nazca enfermo o discapacitado.

Fuente: Asahi/YEA