Equipo Universitario de Sumo recluta talento extranjero


deportistasexykawaiiEl equipo de Sumo de la Universidad Rikkyo, ubicado en la ciudad de Niiza en la prefectura de Saitama, llevó a cabo un programa especial de intercambio en diciembre, con la esperanza de atraer a estudiantes no japoneses, igual que en una película titulada “Shiko Funjatta” del año 1992, donde un estudiante británico se une a un club de Sumo.

Catorce estudiantes de ambos sexos procedentes de nueve países, incluyendo Estados Unidos, Francia y Dinamarca se reunieron en las instalaciones de entrenamiento del equipo para aprender el arte marcial tradicional japonés.

Los estudiantes extranjeros se colocaban con torpeza el taparrabos llamado “Mawashi” y participaron en el “Shiko” estampación en la tierra, deslizamiento de pie “Suriashi” y otros ejercicios de formación básica.

sumoextrajeros2También tomó parte en la “Butsukari geiko” práctica cuerpo a cuerpo con los miembros del club y hubo peleas con otros participantes. Hacia el final de la sesión, los estudiantes extranjeros disfrutaron de la “Nabe chanko” comida de estofado, que es lo que comen los famosos luchadores de Sumo.

El equipo de Sumo de la Universidad Rikkyo fue establecida en 1919 y formó luchadores de primera clase hasta el año de 1970. Sin embargo, el club ha estado en declive, e incluso en alguna ocasión no tuvo miembros regulares.

Actualmente consta de tres luchadores y tres directivos. Como cinco luchadores son necesarios para tomar parte en una competencia por equipos, el club prepara temporalmente a miembros del club de lucha libre y otros clubes deportivos cuando participa en las competencias.

La sesión de intercambio ofrece una oportunidad para que los estudiantes extranjeros puedan experimentar la cultura japonesa, y llegar a la cuota mínima de integrantes, según dice el equipo.

El equipo universitario imita a la película “Shiko Funjatta”, en donde un club de Sumo hace todo lo posible para reclutar nuevos miembros y evitar que se disuelva.

sumoextranjeros1Los estudiantes extranjeros que se unieron al programa de intercambio dijeron que estaban muy interesados en participar porque no pueden practicar el Sumo fuera de Japón.

“Hay dojos de judo en todo el mundo, pero uno puede practicar el Sumo sólo en Japón”, dijo Laurent Bouret, de 22 años, estudiante canadiense de sexo masculino que participó en la práctica. “Hoy es un día especial para mí porque entré en contacto con una tradición japonesa”.

Johanna Harkonen, una estudiante finlandesa, dijo: “Ahora pide experimentar los aspectos culturales más típicos de Japón desde que llegué aquí en septiembre”.

Masatoshi Noguchi, de 22 años, capitán de Sumo de la Universidad Rikkyo, dijo que su equipo siempre da la bienvenida a los estudiantes no japoneses. “Los estudiantes extranjeros nos proporcionarán un buen estímulo como en la película ( ‘Shiko Funjatta’)”, dijo. “Quiero que se pueda respirar aire fresco en el club”.

Fuente: Asahi/YEA