Definición de “idol” de Tsunku contradice la definición “idol” de Akimoto: no puedes decir “trabajo como idol”


La más reciente entrevista del productor del Hello! Project “Tsunku” ha generado una fuerte polémica respecto a la definición de “idol” que durante décadas ha existido en Japón. De acuerdo a las declaraciones recopiladas en el portal Oricon  publicadas este 15 de septiembre, para el productor Tsunku ser “idol” no es un género artístico sino simplemente “una consecuencia de la popularidad, algo que se gana con el esfuerzo para poder ser reconocido en base a las obras que se ha hecho”, definición que contradice la definición tradicional y masivamente aceptada que establece que ser “idol japonesa” es un género artístico “kawaii” con caracteristicas propias que no tiene ninguna relación con ser o no popular.

La gente no puede decir que se desempeña como idol (ídolo). Las demás personas pueden llamarla así, pero por las obras que hace, no por sí misma. Por supuesto, habrá quienes se autodenominen “soy una idol (ídola)”. Desde mi punto de vista, ser idol (ídolo) es una consecuencia, The Beatles, Hibari Misora y Michael Jackson son sin duda super idols (ídolos) que todo mundo reconoce debido a sus obras“.

La entrevista, conducida por el director del portal Showroom Yuji Maeda refleja también el carácter contradictorio de la definición idol de Tsunku con la del productor de AKB Yasushi Akimoto. “Ya veo, eso imaginé que sería la forma de pensar de Tsunku. El término “idol” proviene del inglés y se refiere a la popularidad o idolatría (admiración), no debió haberse usado el término “idol” en primer lugar”. Sin embargo Akimoto (Yasushi) apoya el concepto de “idols que puedes ir a ver” lo cual es contradictorio, pues se crea un sistema oscuro que permite a los fans ir a ver a las idols (aún si éstas no son populares)”.

Las visiones distintas entre Tsunku y Akimoto chocaron entre sí en el año 2010 cuando de forma reiterada el productor Yasushi Akimoto se negó rotundamente a colaborar con Tsunku, pese a que éste le solicitó en reiteradas ocasiones realizar colaboraciones y proyectos conjuntos.  Para el productor Akimoto, quien produce idols desde los años 80s, la visión de Tsunku no corresponde con la definición japonesa de género idol, por lo cual en el año 2013 declaró que “había agotado todos los recursos” debido a que las visiones de ambos eran opuestas e incompatibles entre sí, posición que han mantenido y se ha polarizado pese a que idols de ambos proyectos han tenido participaciones relámpago conjuntas promovidas por televisoras pero ninguna por iniciativa de sus agencias. Tal choque de proyectos ha conducido a un bloqueo y banneo de los productos del Hello! Project en la mayoría de las televisoras y medios de comunicación japoneses, por lo que en la actualidad las noticias de los proyectos de Tsunku son escasas y la promoción es reducida.

Onyanko Club (Yasushi Akimoto, 1985)

Onyanko Club (Yasushi Akimoto, 1985)

A mediados de los años 70s, las agencias japonesas como Canyon (posteriormente Pony Canyon) y Sun Music se enfocaron en el impulso de un estilo artístico que denominaron “idol kayo” アイドル歌謡  (música idol). Ese estilo musical se definía como “aquel que es interpretado por chicas -y chicos- adolescentes, con letras y coreografías alegres, vestuarios coloridos y juveniles con una imágen estética kawaii“, lo que sentó que se comenzara a denominar como “idol” al estilo artístico que cumplía esas características, no a la definición estadounidense de “ídolo” que se refiere a popularidad. El género “idol” (aidoru) en la cultura japonesa se refiere al estilo artístico “kawaii” desde entonces, situación que es muy bien conocida por Yasushi Akimoto quien produce desde los años 80s a artistas “idol”, por lo cual la visión de Akimoto es la correcta y ello explica el porqué no ha querido tener ninguna asociación con el productor Tsunku.

A raíz que los proyectos de Akimoto como AKB48 se volvieron muy populares a partir del año 2005, se empezó a difundir en los medios de comunicación aspectos como las “reglas idol” que se aplicaban de forma común en los años 80s y a principios de los 90s, pero que sin embargo eran ignoradas en los proyectos que impulsó Tsunku desde 1997 con Morning Musume quienes desde sus inicios no pretendían seguir el género idol, situación que llamó mucho la atención de los fans añejos del género idol quienes comenzaron a sentirse cada vez más a disgusto con las políticas y visión del Hello! Project alejadas del concepto idol japonés.

No se sabe porqué Tsunku tiene esa visión respecto al término “idol” asociándolo a la definición occidental de “ídolo”, probablemente a su formación previa como cantante de Rock y a que se convirtió en productor idol por motivos circunstanciales. La trayectoria de cientos de productores en los años 70s, 80s y 90s que impulsaron el género “idol kayo” (música idol) es vasta y el género está lo suficiente y sólidamente definido, por lo que se entiende el disgusto y las razones por las cuales Yasushi Akimoto no ha deseado tener ninguna colaboración con quien no entiende el género idol japonés de la misma forma.

Fuente: JS/YEA

Videos: Idol kayo (música idol) de los 90s y 80s

  • Con estas ideas irreconciliables y viendo los dos juntos sonriendo en la fototografia como amigos.

    Me gustaria saber realmene que estaban pensando del uno a otro detras de esas mascaras? XD

  • Klanton

    El que hayan sido dignos rivales al menos durante algún tiempo dentro de la industria no quiere decir que personalmente también lo sean. Hay que considerar en primer lugar que hay una brecha generacional de por medio, Akimoto tiene un concepto de las idols que se basa en la tradición japonesa, mientras que la visión de Tsunku entra en conflicto con la suya por haberse visto vinculado casi de manera accidental a ese mundo conceptualizado por aquél. Para el primero ser idol es una responsabilidad que debe asumirse con determinación, es una experiencia que se vive dando lugar a un proceso durante el cual dicha persona se supera a si misma para convertirse en un objeto de admiración y, porqué no, adoración, es por ello que debe respetar ciertas reglas encaminadas a preservar su imagen pública; para el segundo es en cambio un rol que debe cumplirse por un período de tiempo contractual, algo así como un empleo y que como tal no tiene que afectar esencialmente a esa persona más allá del aspecto que ofrezca. Por otra parte el enfoque del que ambos dotaron a sus proyectos puede decirse que distan de ser semejantes, basta con revisar las primeras canciones de morning musume para darse cuenta que estilística y musicalmente hablando estaban en sintonía con el pop de raíz europea en el que Tsunku ya venía incursionando desde los tiempos de SharamQ, tengamos en cuenta también que en un principio el objetivo de aquella audición era la de dar con un vocalista que tomara su lugar en el grupo frente a un eventual alejamiento. Fue durante la misma que al ver el talento y la chispa, en mayor o menor medida, de las finalistas, supo ver que habría sido un desperdicio total quedarse solamente con una. Su astucia radica en haber tenido tacto previendo que una oportunidad como aquella no se le iba a volver a presentar jamás en la vida, librando su suerte al azar. Los fans (que en gran parte estaba conformado por nostálgicos wotas ansiosos de que algo al menos similar a una idol volviera a materializarse en la tv, en la radio, en todas partes, luego de la marginación sufrida por el género durante los noventas) que no tardaron en etiquetar al grupo con el seguro precinto idol, los medios y la prensa hicieron su aporte también cediéndoles el título de National Idols, que luego les seria arrebatado por AKB, y del que actualmente ya no se habla demasiado. El resto de la historia ya la conocen. Akimoto no iba a quedarse de brazos cruzados y sintió que era su deber restaurar aquel tiempo de gloria reclutando e instruyendo nuevas aprendices que se encargaran de adaptar su viejo concepto a los tiempos modernos. Para llevar adelante una empresa de semejantes proporciones era preciso valerse de una base de operaciones que fuera atractiva a la vista y estuviera en un sitio altamente concurrido, ese lugar no podía ser otro más que Akihabara. El resto de la historia ya la conocen.
    Es por todo esto que al día de hoy todavía no entiendo a los fans/seguidores que no pueden concebir la idea de seguir a uno sin criticar al otro, que si se esta de un lado no se puede estar del otro, habría que empezar por aclarar que como queda explicado en el apartado anterior, el Hello! Project es una cosa y AKB48 Group es otra. Forman parte del origen de una nueva era para el genero idol, es posible afirmar incluso que de no haber existido el uno no hubiese surgido el otro, es bien sabido que las primeras generaciones del colectivo 48 eran admiradoras de morning musume y que habían crecido escuchando su música. No hace falta decir que fueron en su conjunto una gran fuente de inspiración para las distintas agrupaciones que surgieron a fines de la década pasada, siendo el caso más resonante y simbólico el de momoiro clover. Si hoy en día las agrupaciones idol se han multiplicado y las hay de todo tipo, es resultado del impacto sociocultural que produjo una historia que comenzó a escribirse allá lejos en el tiempo, para ser popularmente aclamadas en los setentas, que conocería el éxito de los ochentas atravesando trágicos episodios para tener que aventurarse luego al fracaso, al oscurantismo. Y que, accidentalmente o no, alguien reanudó a fines de los años noventa.
    Así es, en la actualidad la oferta es diversa, no nos podemos quejar, o si? Esto lo digo para referirme a la calidad…pero bueno, ese tema será tratado en otra ocasión.